viernes, 7 de enero de 2011

pintando puertas










Hace algún tiempo mi hija Clarita tiene miedo de crecer, dice que quiere quedarse pequeñita. Entonces pensando en algo divertido decidí hacerle un tallímetro ilustrado para que vayamos midiendo su estatura con ilusión y diversión.
Con ella hicimos una princesita para su puerta. Aún faltan unos retoques pero les adjunto fotos del proceso. Clarita se lució pintando el vestido, los zapatos y un gato.

Si alguien necesita una puerta ilustrada, búsqueme, pueden ser parte del proceso creativo, los niños aman poner sus pinceladas y dar sus toques personales en sus habitaciones.