martes, 3 de marzo de 2009

felicidad



Les ha dado ganas de abrazar a la vida de tanta felicidad que se siente? Viví con dos duendes una semana duendecina, en un sitio de duendes y no puedo estar más feliz. Los instantes divinos jamás se postergan. Que la vida jamás nos encuentre sin sonrisas.

2 comentarios:

Gabriela Arias dijo...

¡¡¡¡Me encanto tu entrada llena de vida y energia!!!!! Bellisima... Besos

Eulalia Cornejo dijo...

Gracias querida Gabriela!!! un gran abrazote.

lali