lunes, 27 de mayo de 2013

manos y piedras



En mi viaje a Pasto, en uno de los buses que tomé, 
tuve esta hermosa compañerita de viaje, 
una viejecita que trabajaba haciendo piedra pómez. 
Le capturé un poco de su inocencia, su bello corazón... 
gratitud con la vida por estos regalos.
lalico®

1 comentario:

roberto dijo...

hermosísimo trabajo!!!!