domingo, 8 de septiembre de 2013

Seleccionada en el 4to Catálogo Iberoamérica Ilustra






Detalles de las ilustraciones
Eulalia Cornejo®

Hace un tiempo atrás, conocí a una hermana mía. La vida había transcurrido para mí y para ella, un mismo padre nos trajo al mundo, pero recién nos logramos encontrar en el momento hermoso en que ella llevaba a su hijita en el vientre. Desde ese día un lazo muy lindo se formó. Emma mi sobrinita crecía como la luna en el cielo y nació, tan hermosa, muy parecida a mi hija Clarita. Y la amé con toda el alma.

Cuando íbamos a celebrar su cumpleaños de un añito, compré tres regalos, estaba todo listo para su fiestita... y enfermó. La fiesta no se dio, los regalos aún están con el papel de regalo, la neumonía la mató. 

En ese transcurso en que estuvo en terapia intensiva, cayó en coma, le dieron paros cardíacos y finalmente cuando su cuerpito parecía que respondía, cuando habían esperanzas de que la vida seguiría con la hermosura de sus ojos tan iguales a los de mi hija, pues yo decidí participar en el Concurso de este Catálogo Iberoamericano de Ilustración.

Estas ilustraciones las alcancé a realizar entre el escaso tiempo de cumplir con mi trabajo cotidiano, entre el tiempo de ir a la clínica y esperar a recibir alguna noticia de Emma. Y fueron hechas para poder salvarme del dolor que sentía. Uno jamás espera que un ser tan chiquitito, con sólo un año, deje este mundo. Estas ilustraciones y esta selección en el catálogo Iberoamericano de Ilustración, es un homenaje muy sentido para mí. De 607 ilustradores en todo el mundo,  de 18 países, siempre es una alegría haber sido seleccionada y representar a mi país Ecuador.

Te abrazo hermosa Emma, sobrinita mía. Seguro en ese cielo donde estás te gustarán estos dibujos. Todavía es duro resistir el llanto cuando pienso en ti, cuando pueda haré un cuento para ti, te amo.



2 comentarios:

roberto dijo...

Hola Eulalia, vine a desearte feliz cumpleaños, aunque retrasado, este año se me pasó, discúlpame. bien cuando leí el título de este post, me dije, oh qué alegría, y a medida que fui avanzando en la lectura, mi piel se fue poniendo de gallina como decimos aquí. qué doloroso momento, tanta alegría cambiada en dolor. pero somos seres humanos, muy débiles e insignificantes, a pesar de las bombas los fusiles y todo eso que sabes. y lo único que nos queda es aceptar lo, a veces, inaceptable. un abrazo fuerte, y de todos modos, feliz cumpleaños y felicitaciones por esto del catálogo.
roberto marín (desde Argentina)

eulalia cornejo dijo...

Gracias querido tocayo de cumpleaños, perdona, también se me pasó saludarte. Te abrazo, gracias por el cariño y la presencia. Feliz año en tu vida, abrazos desde el centro del mundo,
lali