sábado, 18 de julio de 2009



Sentirse defraudado es algo inmensamente doloroso, pero todo en el cosmos tiene una razón de ser, seguramente cuando pase la negra noche una estrella nos ilumine. No hay nada más abrigadito y sanador que unas lagrimitas blancas recorriéndonos.

2 comentarios:

Evangelina Prieto dijo...

Laly:
No he tenido la oportunidad de agradecer tu nominación a tan lindo premio si viene de tí triplica su valor, mis niños están de vacaciones de invierno y hago malabares para mantenerlos entretenidos, tengo tiempitos cortos para mí, de todas formas los disfruto mucho...
Me encantó esta ilus, llegó a mí en un momento preciso.
Te dejo mi abrazo de osa

Eulalia Cornejo dijo...

Gracias querida Evangelina, un gran abrazo para tí también!!